Gabriela Calderon

Un blog para discutir eventos politicos y economicos desde un punto de vista liberal. A blog for the discussion of political and economic events from a classical liberal point of view.

Tuesday, June 21, 2005

“La Democracia Económica” de Mises

Acabo de leer un capítulo del primer libro de Ludwig von Mises que estoy teniendo el placer de leer. No he encontrado hasta ahora una mejor defensa del carácter democrático del capitalismo:

Luego de explicar en el capitulo anterior que la teoría orgánica de Kant (cada órgano es un fin y un medio en sí ya que cada uno desempeña una función que beneficia a todos y a todo el organismo en general y todos en retorno le confieren un beneficio al desempeñar cada uno sus funciones respectivas) no sólo se aplica a los organismos biológicos sino a la sociedad entera, Mises continua en esta línea de pensamiento y deriva en lo siguiente:

“En su carácter de productor, cualquier ciudadano que participa en la economía que se funda en la división del trabajo [i.e. capitalismo] es un mandatario de la comunidad y debe obedecerla. Y cuando interviene en la orientación de la producción lo hace en su carácter de consumidor.”


En otras palabras, cada individuo en la economía capitalista es un fin y un medio en si mismo y simultáneamente. Es un productor y consumidor a la vez. Y es tan democrático este sistema económico que:

“Poco importa a los empresarios y a los capitalistas la naturaleza de los objetos que desea el consumidor. No son otra cosa que dóciles servidores de este ultimo, cuyas ordenes ejecutan sin discusión.”


De ahí que todos los males se culpen en el capitalismo (globalización hoy en día) son falacias que confunden la causa con el síntoma:

“Los hombres no toman alcohol porque existan cervecerías, destilerías o viñedos; se fabrica cerveza, destila alcohol y cultivan las viñas porque el publico demanda bebidas alcohólicas.”


Y finalmente, si la comunidad utópica socialista decidiese imponer lo que los individuos deban consumir o la función que ellos deban desempeñar sucedería lo siguiente:

“Cuando la comunidad socialista pone a disposición de sus miembros, no las mercancías que desean consumir, sino las que los directores estiman buenas, la suma de satisfacción que los consumidores pueden experimentar no aumenta, sino disminuye. No se podría llamar democracia económica esta violencia que sufre la voluntad del individuo.”

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home